Cuando la privacidad cuenta

y Orwell se equivocó

Si algunos no conocen a Orwell sería bueno que leyeran la novela o que vieran la peli.


En resumen y sin ánimo de hacer un "spoiler" , la idea que se presenta es un estado totalitario que nos vigilará, en este supuesto fascismo perderíamos nuestra intimidad y, para haber sido escrita en 1949, no se equivocó tanto.


Sin embargo,  Orwell subestimó la imbecilidad humana, no hizo falta que ningún estado fascista que se quisiera adueñar de tu intimidad. Fué mas sencillo. Nacieron grandes corporaciones donde te ofrecieron unos servicios efímeros a cambio de tu información personal o empresarial.


En la era actual del conocimiento tener información es tener poder, y los grandes los saben, ¿cuantas ideas, negocios, sentimientos etc.. se  intercambian a nivel mundial con los correos electrónicos?  Estas corporaciones a cambio de ofrecerte una mejor experiencia de usuario husmean tus correos, tus relaciones de "facebook" o tu "whast'up", incluso tus movimientos etc. 


Las hemos dotado de un poder inconmesurable a partir de una idea muy sencilla,  " que tiene mi empresa de interesante o mi persona  que les pueda interesar" y te respondes desde tu baja autoestima, nada, ERROR.


Cada palabra, cada ocurrencia de frase, cada movimiento es información para el BIGDATA, para conocer tus hábitos de consumos, tus relaciones, tu posición, al final para clasificarte: y dirigir información para condicionar tu manera de pensar, e incluso de actuar.


La reflexión es importante, no regales tu información.